Factores de la deserción escolar en México

En México predomina la población joven, representando a más del 25% de la población total; esto de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). La mayoría de los jóvenes que se encuentran en una edad entre  15 y 17 años se ven obligados a abandonar sus estudios de nivel media y superior. Suceso alarmante de acuerdo con comentarios emitidos por la Secretaria de Educación Pública (SEP).

Tanto instituciones gubernamentales como sociales conocen la problemática y han establecido diversas medidas preventivas y estrategias para regresar a los jóvenes a las aulas. Sin embargo y pese a sus esfuerzos el número de jóvenes que han abandonado sus estudios permanece casi inmóvil.

Se ha identificado que los principales factores de abandono escolar son: inasistencia escolar, bajas calificaciones y la más importante, falta de recursos económicos.

A principios del 2018, el INEGI aplicó una encuesta a 100 jóvenes. Dicho cuestionario incluye preguntas relacionadas con el conocimiento que tienen los alumnos acerca de quienes han abandonado sus estudios en secundaria y en preparatoria, así como los motivos que los orillaron a hacerlo; también se les preguntó acerca de sus planes futuros; es decir, si tenían contemplado continuar estudiando o si sólo se conformarían con terminar su bachillerato.

El 80 % de los encuestados contestó que sí planean continuar estudiando hasta lograr un doctorado. El 20% restante manifestó que si quieren terminar la preparatoria; pero que también puede haber riesgo de no hacerlo. Las principales razones para dejar de estudiar, en caso de tener que hacerlo, es el factor económico, seguido de la falta de interés por el estudio.

Por último, se les preguntó sí el dinero no fuera un factor, ¿terminarían sus estudios?, para lo cual el 92% de los jóvenes contesto que sí.

Sin duda son datos alarmantes que nos ponen a pensar en ¿qué estamos haciendo para asegurar el futuro de nuestros hijos?

En ACMES, contamos con planes Educacionales, que te permiten crear un fondo de ahorro que permite asegurar la educación universitaria y el futuro de tus hijos.

¡Cotiza ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *