Cómo prevenir el abandono escolar

Se adentra más el año y en ACMES seguimos trabajando por ti, trayendo información actualizada en cuanto a prevención y educación se refiere.

La semana pasada escribimos sobre la deserción escolar en México, revelando datos alarmantes sobre la situación actual de la educación en nuestro país. Pero no todo son malas noticias, traemos algunas posibles soluciones para evitar que esto siga pasando.

En la publicación anterior comentamos que en México la mayoría de los jóvenes que se encuentran en una edad entre 15 y 17 años se ven obligados a abandonar sus estudios de nivel media y superior, esto de acuerdo con datos publicados por la Secretaría de Educación Pública (SEP), dejando como factores principales la inasistencia escolar, bajas calificaciones y la falta de recursos económicos.

Partiendo de esto, el primer paso que se debe de tomar es evaluar la calidad de educación que reciben nuestros hijos; la educación como todo en la vida debe de ir evolucionando, muchos de los estudiantes actuales reniegan de las prácticas educativas tradicionales, en donde el colegiado se limita solamente a “enseñar”, con métodos anticuados y cuadrados que no logran cautivar la atención del alumnado, ocasionando la inasistencia escolar.

Para combatir esto puedes darte a la tarea de buscar escuelas que ofrezcan métodos novedosos, clases didácticas o alguna clase personalizada, que estimule el aprendizaje de los jóvenes. Una vez logrando tener la completa atención del alumno y lograr la motivación del mismo el reflejo debe ir directo a las calificaciones, debemos recordar que cada persona es diferente y es la tarea de un padre conocer los gustos y habilidades de nuestros hijos; como diría Albert Einstein, “Si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles, vivirá toda la vida creyendo que es un inútil”.

Sabemos que los costos monetarios de estudiar una carrera universitaria, en una institución privada, son muy altos y  muchas veces poco costeables, por lo que los mismos jóvenes deciden conseguir empleos para poder pagarlos o incluso abandonar las aulas. Para combatir la falta de recursos económicos, se pueden llevar a cabo varias opciones que nos permitan asegurar la educación de nuestros hijos.

Actualmente hay universidades que reciben pagos anticipados, de parcialidades o de la totalidad de la carrera universitaria, sin embargo, corremos el riesgo de que en la oferta educativa de esa universidad no este la carrera que el menor estudiará. También existen las cuentas de ahorros, en las cuales podemos ir ingresando aportaciones, para que llegado el momento, contemos con ese fondo para los estudios del menor.

En ACMES te presentamos un producto que no solo te ofrece los beneficios de un ahorro económico, el Seguro Educacional te da los beneficios de un seguro de vida, enfocado a blindar el futuro de los que más amas, sin limitar su oferta educativa a una sola institución, para que cumplan sus metas.

¡Cotiza ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *